Connect with us

Inside Baseball por Jay Bartelli

Cómo correr las bases (III), por Jay Bartelli

Foto: Getty Images

Cómo correr las bases (III), por Jay Bartelli

Es momento de la tercer y última entrega de “Cómo correr las bases”. Aquellos que han jugado conmigo o contra mí saben lo apasionado que soy por el arte de robar almohadillas. Probablemente es mi habilidad favorita para enseñar, y una gran parte de cualquier ofensiva que manejo.

El arte de robar

Como alguien que ha pasado mucho tiempo enseñando esta habilidad, puedo decirles que la confianza es el activo principal que uno necesita para ser un buen ladrón de bases. He entrenado a muchos jugadores que poseen una gran velocidad pero no eran buenos ladrones de bases hasta que ganaron confianza en su capacidad para hacerlo. A la inversa, he entrenado a jugadores que no eran necesariamente rápidos, pero tuvieron éxito en el robo porque confiaban en que podrían tener éxito. La única forma de tener confianza al robar bases es comprender los elementos que necesitás para tener éxito. Vamos a discutir esos elementos.

  • Haciendo tu tarea

El robo de base comienza antes de que incluso entremos en el campo. Deberías estar estudiando al equipo contrario en su entrenamiento previo al juego, así como durante el juego y mantener un registro en tu cabeza o en algún papel durante toda la temporada. Como comentamos anteriormente, es importante saber tu tiempo para llegar a la segunda base desde tu liderazgo normal. Hacer tu tarea en los lanzadores y receptores rivales te dará una gran ventaja. Armados con esta información, podemos tomar muchas de las conjeturas de la decisión de intentar robar una base, o pensar en qué situaciones hacerlo. Cada equipo debe tener a alguien responsable de sincronizar el tiempo del tramo del lanzador con el plato y el tiempo de los receptores con un tiro a la segunda. Cuando era jugador, lo hacía para estar seguro. Si el tiempo combinado de un lanzador y un receptor es más largo que el tiempo que vos haces desde primera a segunda, a menos que hagas un mal salto, debes tener éxito todo el tiempo. Es ciencia simple.

  • La cuenta

Como comentamos, siempre es vital que un corredor conozca la situación, especialmente cuando intenta robar una base. Un buen mánager o jugador siempre debe ejecutar un robo en la situación que tengamos la mayor probabilidad de éxito. Examinemos cómo se relaciona esto con el conteo del bateador. Un lanzador inteligente sabe que es extremadamente importante salir adelante en el conteo temprano. Esto le da la oportunidad de perder velocidad o usar pitcheos quebrados para mantener al bateador fuera de balance. Estos son los lanzamientos ideales para robar por razones obvias. Cuando un lanzador lanza un pitcheo quebrado, su tiempo en la placa aumenta sustancialmente a medida que estos lanzamientos tienen menos velocidad, lo que le da al corredor más tiempo para alcanzar la siguiente base. Además, existe una mayor probabilidad de que el lanzamiento esté fuera del plato o en la tierra, lo que hace más difícil para el receptor y, en efecto, aumenta su tiempo de pop. Teniendo en cuenta que una décima de segundo se traduce en una diferencia de 2 pasos para el corredor (búsquenlo), la ventaja es enorme cuando se intenta robar una base en estos lanzamientos. Entonces, veamos qué cuentas es más probable que el lanzador utilice off-speed pitches.

0-1, 1-1, 0-2, 1-2. Básicamente, cuanto más adelante en el conteo esté el lanzador, mayor será la probabilidad de que se incline por los lanzamientos quebrados y no se arriesgue a lanzar otra bola rápida. Es importante tener en cuenta que un lanzador o receptor inteligente puede pedir un lanzamiento en estos conteos, especialmente 0-2. Nuevamente, hacer tu tarea sobre diferentes serpentineros te dará una mejor idea de qué lanzarán, en relación a estas cuentas. En conteos como 2-0 y 3-0, es aconsejable descansar, porque es probable que venga una bola rápida. En el caso de 3-0, el bateador puede estar con ‘’luz roja’’, o sea va a dejarla pasar, y no querés intentar un robo sin protección del bateador. Tené en cuenta que siempre es mejor robar tan pronto como sea posible en el conteo para evitar el doble play y ponerse en posición anotadora en caso de un hit. Un buen corredor de base o mánager debe tener en cuenta todos estos factores al decidir cuándo ejecutar un intento de robo.

Rickey Henderson es el líder histórico en bases robadas en MLB con 1406. (Foto: Getty Images)

  • La lectura

Las personas son criaturas de hábito. Es solo nuestra naturaleza humana. Cómo esto se traduce en robo de bases es simple. Los lanzadores son humanos (a menos que sean Nolan Ryan) y la mayoría repetirá sus hábitos cuando se trata de su entrega o de su traslado. Puedes encontrarte con un lanzador muy inteligente que cambia su tiempo, pero confiá en mí, son la rara excepción. Por lo tanto, si estudiás los movimientos que hace un pitcher cuando hace un lanzamiento al plato en comparación con lo que hace en un pick-off, y podés reconocer una diferencia, acabás de darte una gran ventaja y aumentar posibilidad de robo.

Por ejemplo, algunos lanzadores son observadores, lo que significa que harán un pick-off una vez cuando miran, pero también, puede ser, que lo harán una vez más en algún momento. Algunos lanzadores se abrirán más antes de hacer el tiro a las bases. La lista continúa y varía entre zurdos y diestros. Estas miradas o “avisos” se pueden enseñar de manera mucho más efectiva en un video que pretendo producir pronto. Por lo tanto, sigamos con lo básico aquí. Con un lanzador diestro, un corredor debe concentrarse en la pata delantera, el talón del pie más atrasado o el hombro delantero del lanzador. Si el pie delantero se levanta primero, el tiro va al home. Si levanta el talón hacia atrás, va a ir a primera. Si abre su hombro hacia la primera base, va a la base. Si cierra su hombro, va contra el bateador. Aunque esto parece simple, se necesita práctica para reconocer las señales cuando ocurren rápidamente, y algunos lanzadores tienen movimientos más pronunciados que otros. Sin embargo, estos son los indicios comunes de un lanzador derecho. En cuanto a un lanzador zurdo, se vuelve más difícil. Un zurdo se enfrenta al corredor y tiene la ventaja de poder hacer el pick-off a la primera base después de levantar la pierna. Esto puede ser extremadamente engañoso. Hay algunas cosas que se deben buscar como con un derecho, pero nuevamente se entenderían mejor en un video. Sin embargo, hay una cosa clara que buscar. Las reglas oficiales establecen que un lanzador zurdo debe lanzar al home si su rodilla delantera cruza hacia atrás sobre la placa del montículo. Una vez que eso ocurra, él debe entregar el tiro al plato y esa es tu decisión. Si él no entrega el balón a home, es un balk.

“Un buen mánager o jugador siempre debe ejecutar un robo en la situación que tengamos la mayor probabilidad de éxito”

Hay una cosa a tener en cuenta que lo veo a menudo en la Liga Metropolitana de Béisbol. Un zurdo no puede tener su pie delantero cruzado sobre el plano de la placa mientras está en movimiento. Este es un claro intento de engañar al corredor y es un obstáculo. Muchos zurdos colocan así, porque el árbitro de home no está en posición de verlo. Si nota esto, señálaselo al árbitro de primera base (si hay uno).

  • Primer movimiento

Si te enfrentas a un lanzador zurdo con un movimiento excepcionalmente  bueno hacia la primera, (Andy Petit) la mejor manera de robar una base es ir al “Primer movimiento”. Un lanzador zurdo debe lanzar a la primera base en un intento de pick-off una vez que comience su movimiento. Por lo tanto, si realiza su primer movimiento y tira a la primera, el inicialista debe hacer una captura limpia, y un lanzamiento limpio a la segunda, y el intermedista o el shortstop debe llegar a la base y hacer una captura y tocar limpiamente al corredor. Hay mucho margen de error allí. Al ejecutar esto, es importante evaluar qué tan cerca están los jugadores de cuadro del medio para jugar en la segunda base. Además, es útil saber qué tan fuerte es el brazo que tiene el primera base. Si hiciste tu trabajo en casa antes del juego, deberías saberlo.

También tené en cuenta que un inicialista derecho tendrá más dificultad que uno zurdo, ya que el zurdo puede atravesar su cuerpo hasta la segunda base sin tener que dar un paso y girar. Un truco que puede darte una ligera ventaja aquí es tomar la delantera desde la esquina frontal de la primera base y tomar una ventaja más interna. Esto logra dos cosas. Le hace parecer al lanzador que estás más cerca de la primera base, lo que puede hacer que sea menos probable que se vire e intente un pick-off. En segundo lugar, obstruirá la línea de visión del inicialista, ya que tiene que encontrar un pasillo para el lanzamiento interno. Cada décima de segundo importa, así que date la oportunidad de ser exitoso.


Te puede interesar: “Cómo correr las bases (II), por Jay Bartelli”


  • Caída y ancla

Si te enfrentas a un lanzador zurdo con un buen movimiento y no estás en una situación de robo, la ventaja correcta es caer y anclar. En el béisbol, esto significa que tomás tu ventaja normal y te mantenés en tu sitio hasta que el lanzador suelte la bola en el plato. No debés moverte ni inclinarte de ninguna manera, y tenés que estar en un lugar que te permita regresar con seguridad. Si no estás robando, no hay ninguna excusa para que te saque un zurdo. Muchas veces, veo corredores que regresan a la primera base cuando el zurdo está lanzando hacia el home. ¡Esto nunca debería suceder! Debés estar en tu liderazgo secundario en este punto. Si necesitás acortar tu ventaja cuando te enfrentás a un zurdo con un buen movimiento, entonces hacelo, pero nunca vayas hacia la primera cuando la bola va hacia el home.

  • El salto

De todos los elementos del robo de bases, ninguno es más importante que el salto. Un mal salto hará que incluso el mejor ladrón de bases quede out. Nuevamente, estamos lidiando con décimas de segundo que marcarán la diferencia cuando estés out o seguro, por lo que un buen salto es fundamental. Comienza con todo lo que discutimos aquí para ejecutarlo correctamente, así como con la técnica real que, de nuevo, puede ilustrarse de manera mucho más efectiva en un video. Sin embargo, estos son los fundamentos. Una vez que hayas establecido tu ventaja principal, debés estar en una posición atlética equilibrada. Tu pie derecho debe estar un poco más atrás que tu pie izquierdo y éstos deben estar posicionados un poco más anchos que tus hombros. La tensión mata la velocidad, así que relajate. El salto se inicia con un pequeño paso de caída con el pie derecho, mientras que el brazo izquierdo mira hacia la segunda base y el codo derecho mira hacia el jardín. Los mejores corredores de base en las grandes ligas no usan un paso cruzado. Como dije, voy a producir un video sobre este tema, sin embargo, mientras tanto, les exhorto a que vean un video sobre Jacoby Ellsbury o Brett Gardner. Estos chicos están entre los mejores ejemplos de un salto adecuado.

  • El robo demorado

Para todos ustedes, jugadores que son lentos de velocidad, que después de leer esto aún piensan que no pueden robar una base, ¡presten atención! El robo demorado es la táctica más infrautilizada en la base, pero puede ser extremadamente eficaz para todos los corredores, independientemente de tu velocidad. Ocurre un robo demorado después de que el receptor haya atrapado el lanzamiento del pitcher, mientras el corredor está en su ventaja secundaria y hay una oportunidad de robar porque alguien está dormido en la jugada. Confiá en mí, me manejo en dos divisiones y juego tres partidos cada fin de semana, y he visto muchos dormilones.

Por ejemplo, ¿cuántas veces has notado que los jugadores de cuadro intermedios no le prestan mucha atención a un corredor al principio porque piensan que puede ser demasiado lento y no hay amenaza de robar? Pueden estar jugando lejos de la bolsa o dándole la espalda al receptor después de que se entrega el lanzamiento. Algunos incluso se quitan el guante y caminan un poco hacia el jardín antes de acomodarse. Todo corredor debería buscar esto. Si podés atrapar al jugador de cuadro medio dormido y puedes ir a la base, a por ello. Otro ejemplo perfecto de esto (y mi favorito) es el receptor perezoso. Si alguna vez ves a un catcher lanzando la pelota al lanzador en sus rodillas, con hombres en base, haz que pague por ser perezoso. Ya estás al menos a 15 pies de distancia, y no hay forma de que te ponga out de rodillas, y si lanza la pelota hacia el lanzador, tendrás mucho tiempo para robar la base. Un corredor de base inteligente, independientemente de su velocidad, verá oportunidades para ayudar a su equipo. ¡Presiona a la defensa!

  • El deslizamiento

Hay un libro escrito por Mike Roberts en base que dedica todo un capítulo al arte del deslizamiento. Lo sé porque lo leí. Hay mucho que aprender sobre el deslizamiento, pero nuevamente, ya que este es un artículo y no un libro, vamos a cubrir los conceptos básicos. En resumen, la mejor manera de deslizarse en una base en un lanzamiento de rutina, es realizar el deslizamiento enganchando. Se ejecuta deslizando los pies primero con la rodilla izquierda doblada hacia su cuerpo para evitar que te atrapen robando. Tu pie debe estar elevado para no quedar atrapado en la tierra. Una vez más, haré un video para ilustrar esto mejor. Sin embargo, lo más importante para recordar es no deslizarse demasiado pronto. Cuando desaceleras para deslizar, estás regalando esas tan importantes décimas de segundo, como mencionamos en todo el artículo. El truco es deslizarse más allá de la base y fuera de ella. Usando tu mano para agarrar la base en la esquina exterior. Esto no solo te llevará a la base más rápido, sino que también le dará al infielder un objetivo menor que marcar.

Para finalizar quiero agradecerles por tomarse el tiempo para leer los dos artículos. Hay mucho que no está cubierto en tema del corrido de bases, pero he tratado de enfocarme en lo básico. Espero que esto haya sido útil para algunos jugadores y entrenadores. Si algunos de ustedes ya sabían lo que discutimos aquí, entonces los felicito por trabajar tan duro para ser el jugador de béisbol más inteligente que pueda ser. Si solo uno de ustedes aprendió algo, entonces me da mucha satisfacción que haya contribuido de alguna manera para avanzar el gran juego de béisbol por este medio. Tenga en cuenta que la mayoría de lo que se escribió aquí no es mi opinión o teoría.

Estos son principios sólidos y probados. Los aprendí en el campo de juego durante 54 años como jugador y como entrenador. Los exhorto a todos a investigar estas tácticas. Hay una gran cantidad de material en Internet, que explica todo lo que discutimos, de atletas y academias de béisbol a nivel profesional. Como dije, también estaré produciendo videos en español que tratan todo este tema. También planeo escribir más artículos sobre otras habilidades y estrategias de béisbol si recibo comentarios positivos de esta primera entrega. Gracias a todos nuevamente y los veré en los caminos hacia la base. Recordá una cosa. ¡Jugá duro y jugá inteligente!

Traducido por Julián Fieger

Manager de Patriots en A2 y Vélez en Top 6 de la Liga Metropolitana de Béisbol.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Inside Baseball por Jay Bartelli