Connect with us

Entrevistas

Driveline, el programa con el que Vélez busca evolucionar a sus lanzadores

Driveline, el programa con el que Vélez busca evolucionar a sus lanzadores

Marcelo Alfonsín es uno de los entrenadores del béisbol argentino mejor preparados en la actualidad, ha participado en diferentes eventos organizados por MLB y hasta recibió una invitación para estar presente en los entrenamientos de las sucursales de ligas menores de los Blue Jays de Toronto la pasada campaña. En su empeño por mejorar el nivel del pelotero argentino, ha decidido aplicar un programa especial de pitcheo utilizado por atletas de alto rendimiento, incluidos jugadores de Grandes Ligas, llamado Driveline.

Driveline es un centro de entrenamiento deportivo ubicado en Seattle, dentro del estado de Washington, que ha utilizado la ciencia y las nuevas opciones de medición analítica para así accionar un plan de acondicionamiento físico que permita desarrollar al máximo las capacidades de los atletas. La idea de Alfonsín es poder aplicar, en la medida de lo posible, estas nuevas formas de entrenamiento en Argentina y, específicamente, en Vélez Sarsfield, el club en el cual desempeña sus labores como coach.

“Vengo siguiendo a Driveline desde hace años. Ellos tienen mucho contenido en su web, sobre todo en Twitter. Había tratado de hacer algo similar en Vélez pero me faltaba más información del programa”,  contó Marcelo, quien tuvo la oportunidad de visitar las instalaciones de Seattle. “Un día decidí escribirle a Kyle Body, el fundador, para preguntarle si podía ir y quedarme unos días para entender todo lo que me estaba faltando”, comentó.

Trevor Bauer, pitcher de Cleveland Indians, es uno de los tantos que trabaja con Driveline.

Tras conseguir la aprobación de Body, Marcelo tomó la decisión de viajar a Seattle por 10 días para poder aprender más acerca de esta nueva metodología y aplicarla lo mejor posible con los chicos de Vélez. “El gran déficit de Argentina es el pitcheo. No tenemos lanzadores con una recta rápida y creo que hay que buscar una forma diferente de entrenar, porque como lo estamos haciendo actualmente no estamos teniendo resultados”, afirmó.

¿Lo que más le llamó la atención durante su estadía allí? La cantidad de radares que hay por todos lados, que no se lanza ni una sola pelota cuya velocidad no sea medida, lo que automáticamente empieza a crear una competencia entre los atletas para ser mejores y además te deja saber si todo el trabajo que estás haciendo da resultados.

Cuando se le consultó acerca de cómo había puesto estos métodos en práctica en el club de Liniers, dijo que poco a poco y de manera gradual habían ido haciendo cambios en la rutina. “La intensidad de entrenamiento de allá es muy diferente a la de acá. La mayoría de nuestros lanzadores están acostumbrados a lanzar dos veces por semana, eso lo cambiamos a cuatro sesiones por semana: una de competencia, o sea el juego, una de recuperación, una de media intensidad y una de alta intensidad”, aseveró. Lo más importante para él es que los resultados ya se están empezando a ver. Muchos de los chicos han notado cómo ha mejorado su recta, lo que los motiva a seguir trabajando fuerte aunque confiesa que el proceso de adaptación a esta nueva modalidad de entrenamiento es complicado.

“Los cambios son graduales porque no podés subirle de un día para otro, a un chico de 16 años, de dos sesiones semanales a cuatro. La mayoría empezará a sentir dolor y pueden aparecer lesiones”, dijo Marcelo.

Alfonsín asegura que todo este procedimiento ha sido positivo y que lo que más le ha llamado la atención es la buena disposición que han tenido sus jugadores para adaptarse a este nuevo método de entrenamiento. “En la velocidad hemos tenido incrementos grandes, sólo en los primeros seis meses tuvimos aumentos de 6 a 7 millas por hora. También ha mejorado la durabilidad, actualmente los chicos lanzan más innings que en el pasado sin presentar molestias. La idea es que ellos adopten la cultura de todos los días querer ser mejor, de querer lanzar más todos los días y enfocarse en ser mejores peloteros“, concluyó.

Actualmente, Vélez es uno de los equipos más fuertes que tiene la Liga Metropolitana de Béisbol (de hecho, este domingo iniciarán la Serie Final del Top Seis ante Ferro) y en gran parte es por todo este tipo de innovaciones que han estado aplicando en el entrenamiento, siempre buscando imitar a los grandes de este deporte para seguir creciendo con el pasar de los días.

Algunos de los materiales de Driveline con los que trabajan en Vélez.

More in Entrevistas