Connect with us

Entrevistas

El béisbol femenino y su dura lucha por ganar terreno

Foto: Liga Metro

La historia cuenta que en 1866, en Poughkeepsie, Nueva York, el equipo del Vassar College fue la primera novena formada por mujeres en pisar un diamante de béisbol. Varias décadas más tarde, también en el país del Tío Sam, nació la All-American Girls Professional Baseball League (AAGPBL), competición que cantó playball el 30 de mayo de 1943 con cuatro equipos y con Philip K. Wrigley (hijo del dueño de aquel entonces de los Chicago Cubs) como uno de sus principales impulsores. Esta parte importante de la historia del béisbol femenino está muy bien relatada en la película “A League of Their Own” de 1992, con magistrales actuaciones de Tom Hanks y Geena Davis.

En 2001, a nivel selecciones nacionales, se disputó en Toronto, Canadá, la Serie Mundial Femenina en la que participaron, además del país organizador, Estados Unidos, Japón y Australia. Tres años después se organizó la primera Copa Mundial Femenina, evento que ya lleva ocho ediciones. En la actualidad, japonesas, estadounidenses y canadienses son las potencias y este año, Diamilette Quiles jugó la primera base en un partido para los Montañeses de Utuado de la Liga de Béisbol Superior Doble A de Puerto Rico.

En Argentina, la movida del femenino comenzó a tomar tracción en 2017, cuando se disputó el primer torneo en la Liga Metro de Buenos Aires. Ese mismo año también se jugó el primer el Campeonato Nacional, organizado por la FAB. Ya en 2018, la Selección Argentina participó del Pre-Mundial de República Dominicana, siendo Andrés Luna el manager de ese combinado.

Luna, una de las personas que comenzó el proyecto del femenino con la Metro en 2017, es actual timonel de Berazategui y palabra más que autorizada para meternos de lleno en la actualidad de la pelota de las chicas.

– Andrés, ¿en cuántos lugares del país se juega el béisbol femenino? 

– En la Metro tenemos seis equipos. Actualmente participan Ferro, Nichia, Júpiter, Vélez, Lanús y Berazategui. Son alrededor de 90 mujeres que juegan y en algunos casos participan con varones. Por otro lado, en Córdoba, Sandra Di Carlo y Magui Rodríguez comenzaron a moverse este año y armaron un equipo. En Salta las chicas juegan al sóftbol y tengo entendido que alguna también juega con varones al béisbol, de hecho, para el Premundial del año pasado tuvimos a Brunella Pizarro en el roster. En Tucumán y Rawson también hay chicas jugando, de ahí una fue parte del plantel que estuvo en Dominicana.

– ¿Y cómo es su presente?

– Personalmente, me gustaría que estén mejor de lo que se encuentran ahora. Desearía que el proceso de crecimiento sea mucho más acelerado, porque tengo la sensación de que podríamos avanzar mucho más pero no lo hacemos. Hoy en día tenemos una oportunidad importante en el béisbol femenino y se debe a que es una disciplina nueva para todo el mundo. Países que son potencias en el masculino, no los son a nivel de mujeres. Si nosotros, en Argentina, trabajamos duro, podemos estar a la altura de Canadá, Venezuela o Dominicana.

– Entonces, ¿el momento es ahora para la pelota femenina en Argentina?

– Sin dudas, y vuelvo al Premundial del año pasado. Ese torneo fue la muestra de que estamos cerca, jugamos buena pelota y, a pesar de que perdimos todos los partidos, no estuvimos tan lejos en cuanto a nivel de juego. Para hacerlo más gráfico, te doy un ejemplo: hay lanzadoras americanas que tiran a 70 mph, acá tenemos algunas chicas que tiran a 65, otras a 55, es decir, la distancia no es tanta, esas millas y cualquier otra diferencia se pueden limar con entrenamiento y trabajo. Estamos en un contexto internacional favorable. Si no lo hacemos ahora, con el correr de los años vamos a tener la misma realidad que tienen los varones y se nos va a complicar contra las potencias.

El marzo de 2018, la Selección Argentina participó del Premundial de Républica Dominicana (Foto: FAB)

– ¿Qué falta para subir de nivel y poder estar más cerca de las potencias?

– Decisiones políticas. Hay clubes que están trabajando muy bien en el béisbol femenino, entonces pienso que se los debe apoyar para que sigan así y fomentar la disciplina en aquellos que no se animan. También saber que se necesita un acompañamiento desde las reglamentaciones, quizás tomar ejemplos de otros países.

– ¿Cómo se manejan en otros países?

– En México, por ejemplo, en los torneos nacionales de varones, la federación obliga a los equipos a llevar dos mujeres en todas las categorías. Ese tipo de medidas indican la decisión clara de que se quiere desarrollar el béisbol femenino. Cuando las cosas se hacen bien, no hay que tener miedo de copiar.

– ¿Y acá como estamos con respecto a ese tema?

– Hay clubes en la Metro que están aplicando eso en las divisiones menores y es sorprendente el resultado. Hay chicas que fueron a torneos nacionales de varones y lanzaron finales.

– Antes mencionaste a Sandra Di Carlo. Ella debutó en la Liga Argentina de Béisbol este año, pero no es muy común ver a mujeres jugando con hombres en mayores, ¿es así?

– Sí, Sandra es jugadora de Escuelas Cordobesas y debutó en la LAB para Pumas, la franquicia de su club. Y es más, ya tiene varios juegos encima. En nuestro país las pueden chicas jugar con varones hasta la categoría Junior. Hace unos años, la gestión anterior de la Liga Metropolitana intentó insertar chicas en los equipos de mayores, hasta inclusive había sido aceptada por los clubes, pero después los delegados se quejaron y quedó todo en la nada.

“Hoy en día tenemos una oportunidad importante en el béisbol femenino y se debe a que es una disciplina nueva para todo el mundo. Países que son potencias en el masculino, no los son a nivel de mujeres”

– Por lo tanto, ¿es necesario cambiar ciertas reglas para que crezca el femenino?

– Hay que modificar reglas en pos de mejorar, a veces se tiene miedo a hacer cambios. Acá, en algunos casos, se preguntan: ¿por qué hay que darle ventaja a las mujeres? A mí me parece que para desarrollar algo que recién empieza a dar sus primeros pasos tenés que hacer excepciones al principio, hasta que se consolide una liga femenina en todas sus categorías. Para llegar a ese ideal, hoy es necesario que las chicas jueguen con varones. Se podría implementar que cada club incluya dos nenas para que jueguen en inferiores masculinas, y ya con esto lograríamos que un montón de chicas estén jugando desde los 10 años.

– ¿Cómo ves el futuro del béisbol argentino de mujeres?

– Lo veo bien. Esas mujeres que están en sus equipos van a luchar por su espacio para estar en el lugar que se merecen. El desafío para dirigentes y entrenadores consiste en darles las herramientas para que puedan progresar en el deporte que aman. Además, para que nos den un béisbol de buen nivel. La disciplina no solamente necesita el sacrificio de sus jugadoras, si no que que debe masificarse y dejar de tener brotes aislados.

Las chicas de Córdoba en un entrenamiento en el club Dolphins (Foto: Instagram Béisbol Femenino Córdoba)

Director de BéisbolArgentino.com.ar. Escribe sobre béisbol desde 2015. Comenzó en la web española www.sportsmadeinusa.com, en 2017 se sumó “Pitcheos Salvajes” (www.beisbolmlb.com). Colabora en el podcats “Dugout Rioplatense". Participa en el programa de radio "Diamante Albiceleste" con la columna de MLB.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Entrevistas