Connect with us

Argentos por el mundo

Lionel Hernández, el representante argentino en la pelota española

Lionel Hernández, el representante argentino en la pelota española

En Argentina son las dos de la tarde. Cruzando el charco, en España y con cinco horas de más de diferencia, el reloj marca las 19. Del otro lado de la línea está Lionel Hernández, quien hace siete años está radicado y jugando al béisbol en la península ibérica. Actualmente está viviendo en Madrid, con su esposa y su hijo de dos años.

Lionel tiene una dilatada trayectoria en la pelota española, en la que hoy en día se encuentra jugando en el CBS Rivas Vaciamadrid de la Primera División (segunda en relevancia en ese país). A continuación, los mejores pasajes de la charla que tuvo BéisbolArgentino.com.ar con el ex-jugador de Júpiter y la selección nacional.

-Lionel, ¿cómo fue que llegaste al béisbol español?

-En marzo de 2012 me vine a Barcelona a jugar un cuadrangular para el equipo italiano de Mondovi. Unos días después, conseguí una prueba con el club Sant Boi, hice sesión de bullpen y no les gustó mucho. Ellos acá buscan que el pitcher extranjero esté cerca de las 90 millas, y yo en esa época llegaba a las 84 y siempre me caractericé por tirar con efectos. Sin embargo, el panorama cambió cuando fui a batear y después a defender, ahí les gustó lo que vieron. A la semana me llamaron y me dijeron que me querían en el equipo. Me quedé tres meses, en junio volví para Argentina porque tenía una concentración de la Selección pero quedé afuera, así que regresé a España en octubre.

-¿Por qué terminaste optando por el béisbol español?

-En Argentina se me complicaba mucho para trabajar y entrenarme. Los horarios de mi trabajo, por aquel entonces, me sacaban mucho tiempo para el béisbol, además de dejarme muy cansado. Yo ya conocía la pelota de acá porque habían jugado Rana Arnedo y Cachete Sansó. Además, mi mujer, que en aquel momento era mi novia, tenía la doble ciudadanía y se había venido a buscar trabajo.

-Y ya jugaste en varios equipos…

-Sí, mi primer club fue el Sant Boi de Barcelona en 2012. Al año siguiente pasé al CBS Rivas de Madrid y estuve dos temporadas. En 2015 regresé a Barcelona pero para jugar en Viladecants. En 2016, volví al Rivas y todavía sigo acá, ja.

-¿Qué nos podes contar sobre tu actual club, el CBS Rivas?

Juega en la Primera División de España, lo que sería el equivalente a una segunda categoría. La División de Honor es el nivel más alto del béisbol de clubes. El año pasado salimos segundos en el torneo, pero antes de eso ganamos el ascenso cinco años seguidos. Sin embargo, no pudimos subir de categoría por requerimientos en nuestro campo de juego. Para este año, el Ayuntamiento de Madrid aportó 350.000 euros para reformas en el terreno y en las instalaciones, y así dejarlo listo para la División de Honor de 2020.

-¿Cómo es torneo que disputan?

-Tiene 38 equipos divididos en ocho zonas. Hasta hace unos años había una sola liga y había que viajar por todo el país, pero eso cambió hace tres o cuatro temporadas. Nosotros estamos en la Zona Centro, la cual está integrada sólo por cuatro clubes y el nivel es bastante bajo. Jugamos solamente seis partidos de temporada regular. Los ganadores de cada grupo, más algunos segundos, pasan a jugar por el ascenso a fines de septiembre. El campeón obtiene el derecho a participar el siguiente año en la División de Honor.

-¿Allá cobrás por jugar?

-Mi equipo no me paga por jugar, pero sí por trabajar en el club. Empecé entrenando a los infantiles, luego fui coordinador de todas las categorías formativas y ahora soy el batting coach del equipo femenino de sóftbol. Además de eso tengo mi trabajo particular.

Lionel se encuentra en su segunda etapa en el CBS Rivas Vaciamadrid (Foto: Andrea Rodríguez)

-¿Qué nivel tiene el béisbol español en general?

-La División de Honor es la categoría top de España y la integran ocho equipos: Astros de Valencia, Tenerife Marlins y Viladecans son los que están siempre arriba, más que nada porque son los únicos que invierten bastante dinero en extranjeros. En muchos casos reciben ayuda de los gobiernos locales para esto. Por ejemplo, el director deportivo de Tenerife es scout de MLB para Atlanta, y gracias a eso pueden traer cubanos, dominicanos y venezolanos de muy buen nivel. Ahora hay una nueva regla, que exige a los jugadores tener tarjeta de residencia, el equivalente a un permiso de trabajo. Antes, solamente con el pasaporte bastaba. Entonces esto hace que sea más difícil traer importados, por lo que los equipos empezaron a sacarse los extranjeros entre sí. También pasa esto entre los peloteros locales de más calidad. Los clubes más poderosos se llevan de sus rivales a los jugadores más importantes y les pagan por jugar. Esto trajo como consecuencia la baja del nivel de la competición.

-¿Podés comparar el nivel de juego de la División de Honor con respecto a lo que veías en la Metro?

-El nivel de competencia te lo da la calidad de pitcheo. La División de Honor tiene el formato de doble juego. De los ocho equipo que la integran, solamente tres o cuatro tienen dos lanzadores extranjeros para enfrentar ambos encuentros, el resto tienen apenas uno. Generalmente, en el primer partido lanza el pitcher extranjero y esto hace que el nivel sea alto, porque te enfrentas a lanzamientos de 90 millas o más. Sin embargo, cuando suben a la lomita a jugadores españoles, cambia la historia y baja el nivel, entonces ahí se ve un pitcheo similar al de Argentina, con una velocidad que está en las 77 y 85 mph.

-¿Seguís a la distancia la actualidad del béisbol argentino?

-Estuve mirando al equipo de la LAB en la Serie Latinoamericana, muchos de los chicos de Córdoba fueron compañeros de Selección y me puso muy contento su actuación. La liga lleva importados que tiran a más de 90 millas y eso hace que los bates se acostumbren a la velocidad y que luego no les cueste tanto cuando salen a competir afuera del país. Pero nos sigue faltando desarrollar el pitcheo propio.

 “Es complicado encontrar a un atleta que tire a más de 90 y que de chiquito le haya gustado el béisbol. Tanto en Argentina como en España, los niños pequeños tienen como primera opción el fútbol”

-¿Cómo ves a los Gauchos de cara a Lima 2019? 

-Estoy muy contento por el nivel que mostraron el año pasado en el Sudamericano y en las giras de preparación. El Rana Arnedo sabe perfectamente al nivel que tenemos que jugar para competir con los rivales. Su experiencia en Dominicana entrenando prospectos le da el conocimiento para ir llevando a nuestros jugadores al rendimiento ideal. No hay nadie mejor que él para hacer este trabajo. Pienso que a corto plazo tenemos que conseguir lanzadores de 90 millas, aunque no sean argentinos. A largo plazo, y mirando hacia abajo, también es difícil intentar desarrollarlos. Es complicado encontrar a un atleta que tire a más de 90 y que de chiquito le haya gustado el béisbol. Tanto en Argentina como en España, los niños pequeños tienen como primera opción el fútbol, baloncesto u otra disciplina para comenzar a practicar deportes.

-Lionel Hernández y la Selección… ¿es un capítulo cerrado?

-Yo ya no voy a volver a la Selección, estoy lejos de eso. Con Rana hablo seguido pero no como jugador, soy muy amigo de él. Tampoco estoy entrenando para regresar. El nivel que tienen los chicos es muy bueno, me gusta ver una selección así.

Desde 2015 escribo en la web española www.sportsmadeinusa.com, en 2017 comencé a escribir “Pitcheos Salvajes” (www.beisbolmlb.com). Colaboro en los podcasts “Dugout Rioplatense” y "La Lata de Maíz". Participo en "Diamante Albiceleste" con la columna de MLB. Administrador de “Béisbol Argentino.com.ar"

More in Argentos por el mundo