Connect with us

Argentos por el mundo

Rolando Arnedo se convirtió en el primer manager argentino en los Estados Unidos

Foto: Arizona Dbacks

Rolando Arnedo se convirtió en el primer manager argentino en los Estados Unidos

Los veranos en el estado de Arizona son tórridos, es la zona más desértica, árida y seca de Estados Unidos, y el 28 de junio pasado no fue la excepción en el Opening Day de la Arizona Complex League (ACL por sus siglas en inglés). A las tres de la tarde, en el Sloan Park de la ciudad de Mesa, el termómetro marcó 42 grados centígrados. En ese preciso momento Porter Hodge, el serpentinero abridor de los ACL Cubs le lanzó el primer pitcheo a Luis Rubio, DH y el primer bate designado en la lineup card que firmó en su debut Rolando Arnedo para los ACL Dbacks. De esta manera, Rana se convirtió en el primer argentino en dirigir a un equipo profesional en el béisbol estadounidense, algo histórico para la pelota nacional.

Este puesto es un reconocimiento al trabajo y la evolución de Arnedo, que arribó a la organización que milita en la División Oeste de la Liga Nacional en mayo de 2013. El salteño comenzó trabajando en su filial de la Dominican Summer League como coach de bateo, luego de outfielders y finalmente fue designado como Coordinador General, puesto que mantuvo hasta finales de 2019.

En el segundo partido, que fue la primera victoria del torneo nuestra, me cayó la ficha de hasta dónde había llegado y me di cuenta de que era el primer manager argentino en dirigir en los Estados Unidos. Estoy contento y orgulloso de lo que está pasando. Esto un paso más para hacer historia y ojalá sirva para seguir abriendo puertas y oportunidades“, nos contó Rana desde Scottsdale, donde está radicado con su familia desde 2020.

Vale recordar que la ACL League es la flamante liga de nivel rookie creada el año pasado por la MLB y las Ligas Menores de Béisbol, que reemplazó Liga de Novatos de Arizona que funcionó hasta 2019.

Una liga de prospectos y recuperación

La temporada regular de la Complex League tuvo su puntapié inicial el 28 de junio y finalizará el 18 de septiembre. En ella participan 18 novenas que están divididas en tres divisiones: Central, Este y Oeste.

“Arizona es un punto clave porque están todos los complejos primaverales de los equipos. La Complex League es un torneo para el desarrollo de los prospectos. Jugamos cinco partidos por semana con dos días libres en el medio. La mayoría de los jugadores provienen de la liga de verano de República Dominicana”, explicó el exmanager de la Selección Argentina.

Y amplió: “Acá hay muchísimo tráfico de peloteros. A veces tenemos nuestro juego regular y uno B porque no hay lugar para que todos jueguen de manera oficial. Hay muchas reglas y lineamientos a seguir con el tema de los jugadores jóvenes y la lista de lesionados“.

El cuidado de las futuras estrellas

Los prospectos son el activo más grande de las franquicias de la MLB, por ese motivo a lo largo de su desarrollo y su camino hacia las Grandes Ligas siempre se busca protegerlos física y mentalmente, monitoreando su carga de trabajo, con mucho énfasis en los lanzadores.

Por ese motivo Arnedo remarcó: “A este nivel, ningún pitcher de la organización puede tirar más 30 lanzamientos en una entrada. Debemos estar atentos al conteo de pitcheos, tener al relevo listo y ver cómo se desarrolla el juego. Por otro lado, un relevista no puede calentar más de dos veces en el bullpen, a la segunda ya tiene que entrar al juego. En esta etapa, lo más importante es el desarrollo y la salud del jugador. Si yo llego a pasar los límites establecidos puedo poner en riesgo mi trabajo“.

La rehabilitación de los lesionados

Los juegos de la ACL también sirven para ir poniendo a punto a jugadores de toda la organización, ya sean de MLB o de las menores. Pitchers, jugadores de campo, estrellas, prospectos importantes o jugadores de rol que sufren lesiones leves o prolongadas tienen como primera estación de recuperación el Salt Rivers Field, el complejo de spring training de Arizona. Una de las tareas de Arnedo es seguir y monitorear la evolución de los lesionados de los Diamondbacks. Vale mencionar que este año estuvieron bajo las órdenes del salteño peloteros de la talla de Madison Bumgarner, Cole Calhoun y Asdrúbal Cabrera.

Contamos con tres departamentos médicos de recuperación: uno es de Grandes Ligas, otro de las menores y uno para nuestro equipo. Cuando un grandesligas viene a rehabilitarse, yo recibo un mail de la front office con los lineamientos a seguir, me indican en qué tipo de juego debe ver acción y el número las entradas que participará o la cantidad de pitcheos que debe realizar. Pasa algo similar si tengo a un jugador de AA. En esa instancia, me escribe el jefe de ligas menores con los pasos a seguir. Yo tengo que tener en cuenta todo eso al momento de armar los lineups y diagramar los juegos. Todo este trabajo lo realizamos con mi staff de coaches“, detalló el exjugador de Popeye BC de Salta.

Madison Bumgarner jugó dos partidos para los ACL Dbacks en el mes de julio como parte de la recuperación de una lesión en el hombro.

La anécdota con MadBum

El pitcher Madison Bumgarner es el ace de la rotación de Arizona, una de las estrellas del equipo y es una figura muy carismática en Major League Baseball. A sus 32 años, ganó tres Series Mundiales con los San Francisco Giants y fue nombrado MVP en una. El año pasado llegó a los Dbacks como agente libre.

“Hace poco estuvo con nosotros. Es un tipo serio, un poco rústico tal vez… Tiene toda la pinta de un texano de campo. La orden era que debía llegar a 75 pitcheos. El partido se jugó a las 10 de la mañana y hacía mucho calor. Él no estaba en el número de lanzamientos requerido, pero se lo notaba cansado. Al verlo así, decido sacarlo del juego. Pido tiempo, empiezo a caminar y en ese mismo momento comienzo a pensar internamente: que no vaya a hacer señas porque lo saco del juego y falta un out para salir de la entrada (risas). Llegando a la lomita veo que reacciona bien, pero antes de darme la bola me dijo “¿Ya llegué a los 75?”. Yo le respondí que sí y le pedí la pelota. Cuando me la dio me sentí aliviado, él es un personaje y nunca se sabe cómo puede reaccionar”, recordó el salteño.

La impronta organizacional

Desde la Dominican Summer League, pasando por las ligas menores y hasta Grandes Ligas cada organización de la Major League Baseball tiene su metodología de trabajo, su sello, su marca de fábrica y los Arizona Diamonbacks no son la excepción.

Arizona tiene una identidad, y una filosofía de juego que se pregona desde acá hasta Triple A. En ese recorrido les inculcamos a los jugadores nuestro approach en el plato, la manera que defendemos y ese tipo de cosas. Contamos con coordinadores que se encargan del setup de la estructura. Por ejemplo, el coordinador de receptores les indica a los catchers cómo deben posicionarse detrás del plato  para recibir la pelota. Así mismo, tenemos una planificación de pitcheos según el conteo de bolas y strikes. También les enseñamos con qué pie pisamos las bases cuando corremos. En lo que respecta a la defensa, les inculcamos cómo posicionarse y lo hacemos de la misma manera que el equipo grande“, especificó el exprospecto de los Nationals, Expos y Dbacks.

Y profundizó: “Nosotros preparamos a los prospectos para que estén listos para cuando les toque el llamado. Aunque parezca que están cuatro años debajo, trabajanos en base a lo que el equipo de la Major League Baseball quiere. Hay que ser pacientes con este proceso porque cada jugador tiene un tiempo de diferente de maduración. Hay algunos que lo captan rápido a otros le toma un mes, otra la temporada y algunos no lo pueden hacer“.

Arnedo (sexto de izquierda a derecha) y el staff de los ACL Dbacks. Foto: Taylor Jackson/Arizona Diamondbacks

Su vuelta al dugout

Los últimos cinco años de Arnedo en Dominicana fueron como Coordinador de la academia y sus tareas se centralizaron mayormente en la parte administrativa y de organización. Por ese motivo su nuevo puesto en la organización significa una vuelta al viejo amor y un nuevo desafío en la carrera del salteño. Cuando consultamos al manager argentino sobre su vuelta a los duguouts contestó: “En dominicana solo dirigí un año, mi puesto de coordinador hizo que dedique a otras tareas y que me aleje de dirigir y de lo que se siente llevar un juego pitcheo a pitcheo. Ahora estoy volviendo y está buenísimo“.

Los entrenadores Gabriel Hernández (pitcheo), Mark Reed (bateo), Nick Evans (bateo), Cody Ransom (coach asistente) integran el coaching staff de los ACL Dbacks y son la mano derecha del popular Rana. “Ser un manager en ligas menores no es lo mismo que en liga de invierno, obviamente que nosotros queremos ganar, jugamos para ganar, pero siempre está el desarrollo de los jugadores. Mis coaches me ayudan a tratar de tomar las mejores decisiones, hay veces que salen otras no. Siempre antes del partido tenemos tres planes para el día, A, B o C para diferentes desarrollos del juego, por si el abridor va bien y puede ir lejos, otro si lo tenemos que sacar pronto, además de diagramar los relevos, etc. Lo principal es la preparación para tratar de tomar las mejores decisiones. Como cabeza de grupo no es para nada fácil ser argentino, latino y tener que manejar un equipo. Mi forma de liderar es hacer sentir a todos importantes, que participen, formar buenos grupos es lo que vale para mí, así se puede disfrutar de lo que hacemos, del recorrido“, admitió.

Y agregó: “Nuestra impronta es desarrollar ganando queremos formar jugadores que sean ganadores. Porque cuando vos aprendés a ganar tu mentalidad es ganadora, no importa como el partido comience, sabes que en algún momento vas a regresar. Te da espíritu  competitivo y de batalla. Yo siempre les digo a mis jugadores no me molesto si se les va un rolling o un fly porque eso es parte de su proceso. Pero si no corremos duro las bases o no hacemos un slide, eso si me molesta y les caigo encima. Mi trabajo es sacar lo mejor de mis jugadores y si ellos no se esfuerzan, no compiten, me molesta“.

La adaptación a los Estados Unidos

El 2020 fue el año que la familia Arnedo se mudó desde Boca Chica (Républica Dominicana), a Scottsdale,
la ciudad en dónde se encuentra el complejo de Spring Training de la organización de Arizona. Rolando, Mariana y Thiago además de adaptarse al nuevo país tuvieron que hacerle frente a la pandemia a meses de establecerse en suelo estadounidense.

El año pasado pasamos un año muy duro por la pandemia, los recortes de personal del equipo y otras situaciones particulares. No fue sencillo tener que empezar una vida de cero en los Estados Unidos. Cuando nos mudamos no teníamos ni una cama para dormir. Acá se maneja todo con los bancos y tu historial crediticio. Y nosotros no aparecíamos, al principio no podíamos tener un auto ni tarjetas de crédito porque no aparecíamos en ninguna base de datos. Lo bueno que, como siempre, con mi familia le dimos para adelante y con el paso de las semanas y los meses por suerte se pudo acomodar todo“, admitió el exjugador de El Llano Béisbol de España.

Y se explayó: “Por suerte pudimos conseguir una buena ubicación. Estoy a siete minutos en auto del complejo y voy a trabajar en bicicleta. En spring training vivía allá, pasaba 12-13 horas, es parte de crecer, de la vida, de la posición. Obviamente todo el mundo quiere estar acá, pero conlleva sacrificios. Soy un privilegiado del trabajo que tengo y de hacer lo que más me gusta“.

El sueño de llegar a la MLB

Rolando Arnedo tiene como meta con ser el primer coach argentino en estar en un equipo de la Major League Baseball, pero eso no le quita el sueño. Sabe que como todo en su carrera será paso a paso y sin quemar etapas.

Me gustaría ser el primer manager argentino en Grandes Ligas, pero aprendí a disfrutar lo que estoy haciendo sin volverme loco o ansioso por lo que vendrá. Sigo preparándome, sigo absorbiendo conceptos todos los días. Tengo un staff de colaboradores fuera de serie y aprendo mucho de ellos. Mi infield coach es Corey Ramson, el jugó 10 temporadas en la Major League Baseball, compartió plantilla Derek Jeter y Alex Rodríguez. Para mí es un privilegio estar al lado de él.  Y es un aprendizaje recíproco ellos tienen mucha experiencia en el campo sin embargo no tanto en el tema organizacional entonces nos alimentamos de conocimiento mutuamente“, concluyó.

La team foto de los ACL Dbacks en el Chase Field. (Taylor Jackson/Arizona Diamondbacks)

Director de BéisbolArgentino.com.ar. Escribe sobre béisbol desde 2015. Comenzó en la web española www.sportsmadeinusa.com, en 2017 se sumó “Pitcheos Salvajes” (www.beisbolmlb.com). Colabora en el podcats “Dugout Rioplatense". Participa en el programa de radio "Diamante Albiceleste" con la columna de MLB. Twitter: @DiegoBeccacece - Email: beccaceced@gmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Argentos por el mundo